La Moviola

18 06 2013

(Publicado en Levante-emv el 17 de junio de 2013 *)

Un directivo de un club deportivo se asombraba hace ya algunos años de la “sonsoneta que en cada acto repite Rita”. Le extrañaba que una mujer con ese caudal político, con empuje, decisión y sobre todo con “su saber hacer” ofreciera siempre un mismo discurso. Una tarde lluviosa en la que los dos llegamos con demasiada anticipación a no recuerdo qué presentación, le desmonté uno a uno los datos que la Alcaldesa vendía como éxitos personales.

Presumía Barberá de grandes logros e incidía ya de forma cansina en algunos puntos no del todo ajustados a la realidad: “Valencia en el año 91 solo tenía una piscina y estaba cerrada” – omitía que las prioridades del momento eran distintas y que se pusieron las bases para el desarrollo futuro con la creación de la Fundación Deportiva Municipal-;  “tenemos más de 10.000 niños que practican deporte base” – que con una población total en edad escolar de mas de 120.000 niños/as sólo representaba el 7%-; y “superamos las 100 instalaciones deportivas en la ciudad” – entre las que incluía por ejemplo las de  los campus universitarios-.”

Lo mas llamativo del tema es que sus compañeros en las alcaldías de Alicante y Castellón copiaban su discurso y por ende su “presunto subordinado” el  ex President Camps.

Pero mientras las instituciones con competencia en la materia se dedicaban a vender las excelencias de sus políticas deportivas, la realidad era muy distinta. Los presupuestos destinados a las federaciones, a la tecnificación, a los clubs de deporte base, y un largo etcétera.., se veían mermados año tras año, a la sombra de la inversión en grandes eventos disfrazados de promoción deportiva.

Sólo la Copa América tuvo en su momento repercusiones económicas positivas para la Comunitat – aunque ni de lejos los números multimillonarios que nos contaban -. Cobijados bajo el halo de la fama de Alonso, hemos pagado ingentes cantidades de euros a cambio de poner a Valencia en el mapa del mundo, mientras cubríamos con lonas los edificios colindantes al circuito urbano para que las televisiones no sacaran nuestras vergüenzas en los planos aéreos. Hemos  albergado el invento del Open 500 para darle contenido al Ágora, un edificio que tapó con plásticos los orificios donde deberían estar  ancladas las alas, para que los aficionados no se mojaran con la lluvia y a los tenistas no les deslumbrará el sol. Hemos rellenado con arena de playa los lagos de la Ciudad de las Artes, para la Global Champions Tour. La Formula 1 de la hípica que, organizada por la empresa del marido de la presidenta de parlamento vasco (PP), atraía lo mas granado de las realezas europeas y reflejaba en papel couche a nuestras autoridades rodeadas de “gente guapa”.

El fomento y promoción del deporte para todos no superaba la barrera de los discursos. Los niños siguen jugando al fútbol, al tenis o al basquet igual que antes de que Vettel deslizará su bólido por Nazaret.

Se han construido infraestructuras, claro!, El PP lleva desde el 91 gobernando en Valencia y desde el 95 en la Generalitat, si en más de 20 años y al calor de la moda del deporte no se hubiera hecho nada entonces ya seria masoquismo puro.

 Pero que no se les olvide, todas las instalaciones se construyeron con  dinero de todos, que para eso están los impuestos, y durante el gobierno socialista (2004- 2011) el denostado Plan ZP fue el único que aportó los fondos para ello. Los complejos del Plan Confianza de Camps por uno u otro motivo siguen pendientes o han quedado reducidos o aparcados.

 ¿Y porque todo este histórico?

Por que en el deporte, como en la mayoría de los sectores, se cumple el dicho de los más grandes “la semilla que plantas hoy es el grano que recogerás mañana” y en la Comunitat Valenciana quisieron y siguen empeñados en decorar con “árboles del amor” nuestras aceras pero restando el paso al peatón.

La política deportiva de la Generalitat Valenciana no es que esté mal diseñada, no es que esté mal gestionada, es que no está. Para la Generalitat Valenciana y los ayuntamientos de las 3 capitales, la política deportiva se cubre con las fotos de los ascensos y los palcos en competición europea del fútbol, aunque para ello se tenga que abonar de antemano casi 118 millones de euros a cuenta de los avales a las SAD.

Esa es la única prioridad, ese es el único interés: manejar y mantener el poder en los clubs de fútbol. ¿Cuántos votos da el visto bueno a un crédito aunque tenga el informe negativo de los técnicos – caso del Hercules y el Elx? Ahora ninguno, pero quiero recordarles que hubo un tiempo en los que “al dictado del PP y con la connivencia de la dirección”, la máxima autoridad de las peñas de un club de fútbol pidió el voto en contra del PSPV-PSOE por oponerse a ciertas operaciones de la SAD dañinas para los intereses generales. Menos guapos, nos dijeron de todo.

 ¿Porqué? por que se me ha revuelto el estomago al escuchar de nuevo las mismas palabras en boca ahora del President Fabra: “puesta en marcha del Mapa del Deporte para acercar la práctica deportiva a todos los ciudadanos…”.

 ¿Porqué? Por que espero ahora sí la rebelión de los directamente afectados. Aquellos que durante años callaron mientras veían mermar el apoyo económico de los gobernantes por no quedar excluidos de las miserias que ofrecían. La red clientelar mantuvo las críticas en la trastienda pero ahora con las arcas vacías el PP tendrá que elegir.

¿Porqué? por que quiero que esta vez sea la buena, que de verdad la prioridad sea el “deporte para todos”, pero si no lo es, espero no volver a quedarme sola en la reivindicación y la denuncia.

 ¿Porqué? por que estamos viviendo la Moviola.

Sí, la inversión real en deporte trae las medallas del futuro. Pero esta afirmación tiene que tener partida presupuestaria. Y así, si llegan los metales podrán fotografiarse orgullosos porque han sido participes de los éxitos. Pero si no llegan demostrarán que el interés por el deporte está más allá de la victoria y los flases.

 

Y todo esto sin mencionar que sí, que nos han puesto en el mapa, pero en el de la infamia y la ignonimia. 

(* En versión reducida por ser demasiado extenso para su reproducción en un periodico)

Anuncios

Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: