La desigualdad real sigue siendo cuestión de pelotas

2 12 2014

Llevamos días dándole vueltas a quién será el próximo Balón de Oro. Parece que todo el mundo tenía claro los candidatos – una vez elegidos ¡¡¡ es tan fácil acertar !!! –. Lionel Messi y Cristiano Ronaldo estaban en todas las quinielas y las dudas se centraban en el tercer hombre. Manuel Neuer, el portero titular de la selección alemana y del Bayer de Munich se ha alzado con el honor de estar en la terna de los Dioses.

Aunque hasta el 12 de enero del 2015 no sabremos el resultado, estos tres nombres seguirán copando la información “deportiva”. Surgirán – lo han hecho ya en algún caso – plataformas de apoyo a uno u otro futbolista; las redes sociales se llenaran de mensajes, fotos y videos sobre actuaciones maravillosas y desequilibrantes en los terrenos de juego; los “profesionales” serán abordados para que muestren sus preferencias; los “compañeros” deberán definir en público su “lealtad”;…  y así hasta dentro de algo más de un mes.

¿Le suenan de algo los nombres de Marta Vieira Da Silva, Nadine Angerer y Abby Wambach? Son las candidatas a Balón de Oro del Fútbol Femenino. Sí, el mismo día 12, en ese mismo acto, se entrega el Balón de Oro del Fútbol Femenino. Pero de esto nadie habla. En algún medio de comunicación y como añadidura al final de la información se apunta que Marta vuelve a “colarse” entre las candidatas; que Angerer ya lo ganó el año pasado y que Wambach tiene el del 2012. Hasta que no indagas algo más no averiguas que la española Verónica Boquete estuvo hasta el último momento entre las aspirantes, igual que el entrenador de fútbol femenino Jorge Vilda. Voy más allá ¿quién de ustedes sabe que la selección española de fútbol jugará el próximo Mundial Femenino?, ¿que se clasificaron?, ¿que estarán en Canadá en 2015?. No es ignorancia, es falta de información.

Vean el video “Fútbol y Femenino” del informe Robinson, las chicas también defienden – y muy bien- los colores.

Aquí cabría hacer un sesudo análisis comparativo sobre los movimientos económicos que rodean a uno y otro sexo en lo que a fútbol se refiere, pero no es ese el objeto de mi reflexión. Los sueldos de unos y otras no aguantan ni un round, los contratos de publicidad ni un juego y la venta de entradas para los partidos ni medio ensayo.

Pero ¿tanto cuesta informar de las candidatas a un galardón tan importante en el mundo del fútbol?. ¿tanto cuesta matizar en la información que Messi, Ronaldo y Neuer son candidatos al Balón de Oro de Fútbol “Masculino” y dar a continuación los nombres de Vieira Da Silva, Angerer y Wambach como las mujeres del femenino?. Guardando todas las distancias que quieran, personalmente creo que no, y sólo el día que vea una sola noticia compartida empezaré a creer que la igualdad real está cerca.

Anuncios

Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: