Voluntad política para resolver los casos de Bebes Robados

6 10 2016

Los poderes políticos estamos para solucionar problemas y responder a las necesidades de la ciudadanía. Respecto a los casos de bebés robados, mafia, tráfico o como quieran llamarlo, hay quien se ha ocupado más de poner problemas que de solucionarlos. Por suerte esto se ha acabado.

Hace unas semanas aprobamos por unanimidad en Les Corts, una propuesta sobre la manera de actuar de los poderes públicos (del Consell concretamente) respecto a los casos de Bebés Robados ocurridos en España al amparo de la Guerra Civil y la Dictadura.

Existe una Comisión interdepartamental (creada a regañadientes por el PP cuando gobernaba) en la que las asociaciones de víctimas son invitadas a participar pero no tienen voto. Y esto es así por la Ley del Consell (Ley Llei 5/1983 de 30 de diciembre) en su artículo 25 no permite que personas ajenas a la administración tengan voto en este tipo de órganos.

Por eso tras una propuesta inicial de Compromís,  desde el grupo Socialista presentamos un texto alternativo que fue aceptado y votado a favor por todos los grupos (sí,… todos). La propuesta finalmente aprobada pide al Consell que cree un grupo de trabajo integrado por personas de referencia de cada una de las Consellerias competentes y de las Asociaciones; en él se tiene que trabajar en el apoyo a las víctimas, dar respuesta a las necesidades y ofrecer soluciones legales, sobre todo a los problemas de acceso a la documentación que pueda ayudar a resolver los casos, y por supuesto la ayuda que haga falta para la remisión de estas pruebas al ámbito judicial.

Además, aprovechamos el debate en el Pleno de Les Corts para pedirle al Consell que incluyera en el anteproyecto de Ley de Memoria Democrática y por la Convivencia, la voluntad firme de establecer los procedimientos pertinentes para las investigaciones de los casos de niñas y niños desaparecidos.

La Comisión Interdepartamental de la que os hablaba antes se puso en marcha en 2013, pero “al ralentí” y pasados los años las víctimas encontraban las mismas dificultades que antes, lo que deja claro que no había voluntad ninguna de que sirviera para aclarar algo. E insisto, es la voluntad política de solucionar problemas y responder a las víctimas de lo que hablamos en el Pleno.

Hablamos de que las victimas quieren saber la verdad; que la quieren saber lo antes posible; que los políticos estamos para responder a los ciudadanxs; y que lo está todavía pendiente es cómo lo hacemos. La creación del Grupo de Trabajo es un paso importante, es el inicio del camino que nos llevará a dilucidar la verdad de lo sucedido.

Además, en el Debate de Política General de principios de septiembre ya aprobamos que el Consell incluyera en la Ley el reconocimiento de la condición de víctima a  los afectados por los secuestros de bebes robados en tiempo de impunidad. Y quizá pueda parecer una medida baladí, pero créanme, no lo es.

Igual que no lo es la aprobación en el Congreso de los Diputados en abril de este mismo año la propuesta del diputado valenciano del grupo socialista Jose Luis Ábalos, por la que entre otras cosas se llegó a un acuerdo para “potenciar el aprovechamiento de un banco de ADN que permita el cruce de datos de víctimas, para ayudar a encontrar a sus familias biológicas y garantizar la gratuidad de esas pruebas a través del Instituto Nacional de Toxicología”.

Todos los avances son importantes, que a nadie se le olvide.

¿Cómo puede ser que sepamos (casi al 100% ) que los restos encontrados en el Convento de las Trinitarias de Madrid son de Miguel de Cervantes y no podamos encontrar a las familias biológicas de esos niños y niñas que fueron arrancados de los brazos de sus progenitores?

Y en eso basé ese día mi intervención, en el ¿Cómo puede ser?. Casi todo puede hacerse realidad si hay voluntad política, por fin tenemos un Consell que la tiene.

Anuncios

Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: