Ganar la ciudadanía

La intensidad de las descalificaciones se ha rebajado de forma considerable, pero la apreciación ciudadana sobre la mal llamada clase política no. La acumulación de casos de corrupción del Partido Popular no ha centrado la crítica en esa formación, maestros como son de monopolizar cualquier dato positivo y salpicar de culpabilidad al resto al enfrentarse a problemas. Y consiguieron sembrar la duda sobre todos los que en un momento de nuestra vida hemos decidido dedicarnos a mejorar la vida de la ciudadanía.

La política no es una profesión, es la actividad que el ser humano realiza para intentar mejorar la vida de la sociedad, es la necesidad  de contribuir al desarrollo de sus entornos, el deseo de dibujar un presente y un futuro fecundo para sus iguales. La política es un vicio confesable de personas que anteponen los intereses generales a los suyos particulares. Ese es mi concepto de la política, la herramienta que nos permite abandonar intereses personales para conquistar derechos colectivos, dejar atrás los privilegios para alcanzar avances sociales. Esa es mi visión de la política y ese será el pilar de la acción de la estructura provincial del PSPV-PSOE que ahora lidero.

 A nadie se le escapa que la acción política debe partir del seno de los partidos, porque son estos las estructuras adecuadas y herramientas indispensables para conquistar la confianza de la ciudanía, imprescindible para poder materializar los proyectos en las instituciones. Y mi partido no es ajeno a ello. Hemos visto crecer las expectativas de voto real del PSOE tras la reelección de Pedro Sánchez como secretario general gracias a la credibilidad y confianza en un proyecto comprometido con la ciudadanía, gracias al proyecto político claramente de izquierdas de nuestro partido. La recuperación de la confianza y el respeto por nuestras siglas se ha producido en un momento convulso en el que no gobernamos en España, pero en el que hemos demostrado que tenemos un proyecto de gobierno sólido, integrador, solidario, unificado y sobre todo un proyecto de izquierdas claro y respetuoso con la legalidad y con nuestros semejantes.

Y lo hemos hecho desde la estructura orgánica, porque el partido es el instrumento al servicio de la ciudadanía para transformar la sociedad. Sin partido no hay opción de gobierno, sin proyecto no hay partido y sin personas generosas que trabajen en él no habrá jamás representantes institucionales a través de los cuales acabar con las injusticias y dibujar escenarios propicios al desarrollo colectivo.

En la provincia de Valencia iniciamos un tiempo nuevo, estamos formando el equipo que materialice un proyecto sólido que desde los valores del nuevo PSOE responda a las inquietudes actuales de la sociedad, un partido comprometido socialmente que consolide ese crecimiento de la expectativa de voto que nos empuje en el 2019 a Ganar la Ciudadanía. Como nueva Secretaria General voy a liderar el partido en la provincia de Valencia con un compromiso firme con las casi 10.000 personas que formamos la organización, ellas confiaron en mi para agrandar el respeto en nuestro partido, ese 80% de respaldo supone una gran responsabilidad que afronto con ilusión y expectativas de crecimiento. Las y los socialistas hemos sido protagonistas de la ‘revolución’ de la militancia ocurrida en nuestro partido y seremos protagonistas del cambio que nos llevará a ganar la confianza mayoritaria de la ciudadanía en 2019. Formaremos un partido fuerte para afrontar el enorme reto de liderar el proyecto político mayoritario en las próximas elecciones.

El programa marco de trabajo concreta las propuestas y las aportaciones de la militancia enriquecen sus contenidos, de las resoluciones que aprobemos en el III Congreso saldrá la hoja de ruta y el camino a recorrer en los próximos años y entre todos, apoyando y apoyándonos en nuestros referentes orgánicos e institucionales, ofreceremos a la sociedad motivos fundamentados para ganarnos su respaldo.

Puedes encontrar este artículo en eldiario.es. Pincha AQUÍ

A %d blogueros les gusta esto: