Oposición destructiva

Siento un enorme desaliento ante los problemas forzados y los conflictos provocados, más si cabe cuando se centran en el insulto y la vejación a las personas. ¿Cómo puede alguien creerse dueño de la verdad absoluta e insultar al resto por no compartir su punto de vista?. Hoy el ejemplo lo encontramos en el portavoz del PP en el municipio valenciano de Chera. ¿Cómo se puede ser representante político y denostar la política?.

Este tiempo de confinamiento nos ha llevado a vivir situaciones excepcionales en todos los sentidos. Como ciudadanía, las más evidentes han sido la privación de nuestra libertad para cumplir con la distancia social necesaria para aplacar la epidemia, la ausencia de nuestros seres queridos, las lamentables pérdidas que han vivido numerosas familias, la enfermedad que ha entrado en tantos hogares o la pérdida de puestos de trabajo que, como consecuencia de la alerta sanitaria, han padecido tantísimas personas en este periodo de emergencia. Pero, como representantes políticos, también hemos vivido una situación muy alejada de cualquier otra. Nunca se nos había planteado un reto de semejantes dimensiones. Una pandemia global a la que hacer frente desde muchos flancos. Ha sido y está siendo un desafío sin precedentes. Las instituciones han tenido que atender una emergencia sanitaria y adoptar medidas inimaginables hace unos meses.

Y en este contexto de estado de alarma los ayuntamientos han estado, una vez más, en  la primera línea de batalla. Miles de alcaldes y alcaldesas han trabajado sin descanso con un mismo objetivo: atender a las ciudadanas y ciudadanos para que nadie quede atrás. Ofrecer los recursos necesarios a las personas más vulnerables, acometer labores de limpieza en calles y espacios públicos, gestionar el aplazamiento de pagos, proveer de material de protección a la ciudadanía, aportar ayudas a las familias más necesitadas y, en definitiva, velar por la seguridad de las personas. Estas son solo algunas de las actuaciones que desde que se decretó el estado de alarma han impulsado los gobiernos locales. Una misión esencial sin la cual no podríamos haber avanzado hacia la desescalada.

En momentos como los que vivimos, hay que reivindicar el valor y credibilidad de la política municipal. Por eso, no deja de sorprenderme la actitud de algunos cargos públicos locales -pero lamentablemente también nacionales- que no dejan en su intento de desgastar a los gobiernos y criticar la gestión de alcaldes y alcaldesas que han trabajado sin descanso durante esta lamentable crisis del Covid-19.

Recientemente he visto algunos vídeos del portavoz popular de Chera, Carlos Montesinos, en los que, día tras día, y por sistema no deja de denostar, no solo la labor del equipo de gobierno municipal, sino que insulta sin pudor a los vecinos del municipio a quienes se atreve a llamar “apesebrados” por el simple hecho de no tener su mismo punto de vista.

La vocación política tiene el fin de mejorar la vida de los y las ciudadanas. Por eso me pregunto;  ¿merece un representante político que lanza calificativos de desprecio sobre sus vecinos mantener un cargo público?  ¿Se incluye el portavoz del PP bajo los adjetivos de “mierda y mentira” que lanza sobre los políticos en sus vídeos?  ¿Incluye dentro de este saco a los políticos de su formación, que en las últimas semanas están destruyendo el verdadero papel de la política ejerciendo una oposición totalmente irresponsable? ¿Qué sentirán tras los calificativos del señor Montesinos los 124 vecinos de su municipio que depositaron la confianza en su partido en las últimas elecciones municipales? ¿Y el resto? Si los vecinos de su municipio están totalmente manejados, tal y como él sugiere, y no tienen personalidad alguna, ¿cuál es el objetivo de los vídeos del portavoz del PP? ¿Pretende bajo esta estrategia cambiar la opinión de sus vecinos a los que llama “lameculos y cobardes”?

La credibilidad de la política y la importancia de confiar en las instituciones depende de los representantes electos. Asistir a tales espectáculos y acusaciones en un estado democrático no genera otra cosa que desafección política y, consecuentemente, pone en peligro a los pilares democráticos de los municipios

Señor portavoz del PP de Chera, la oposición fiscaliza, debate, coopera, propone pero jamás menosprecia ni insulta al resto de formaciones ni a sus representantes. Su actitud, sus palabras, sus acciones no muestran más que el desprecio absoluto a personas que sí que se creen su cargo, que asumen su responsabilidad y trabajan por y para los vecinos.

Si usted no se cree en la política, márchese. Estoy convencida de que hay personas en su partido que tienen voluntad de mejorar. Desde el PSPV-PSOE le recordamos que trabajaremos sin descanso para avanzar en el estado de bienestar, en mejorar los derechos y las libertades de las personas,  en una igualdad real de toda la ciudadanía, sea cual sea su color político.

A %d blogueros les gusta esto: