En monoplaza hasta el 2021

6 07 2011

Me gustaría entender la línea de gobierno trazada por Francisco Camps para la Comunitat Valenciana en los próximos 4 años, pero hay demasiadas contradicciones.

La política, o más bien la acción política nunca es cosa de personas sino de contenidos, si bien es cierto que el perfil técnico marca diferencias de gestión en la acción política.

Los duendes de Palau aseguran que lo que no aporte valor y eficacia se va a cortar,….pero no definen los términos. ¿qué entendemos por valor y eficacia?. ¿Es Ecclestone un valor en alza?, ¿dónde está la eficacia del caucho de los neumáticos?.

La mayor contradicción es intentar casar ajuste con glamur; co-pago sanitario con recortes insuficientes en cargos públicos; transparencia con contratos confidenciales….queda todo tan en el aire que de verdad soy incapaz de adivinar por donde nos va a llevar el President.

Los grandes eventos han sido la carta de presentación del gobierno autonómico y en algunos casos del municipal (Alicante y Valencia), pero esa venta de la terreta ha llegado a su fin. Hay que cambiar drásticamente el escaparate o por lo menos eso es lo que daba a entender la nueva Consellera portavoz Lola Johnson cuando planteó “repensar algún gran evento analizando rigurosamente el retorno que supone”…No sabemos a cual de todos se refería, lo que si dejó claro es que la Formula 1 no entra en el sorteo de la exclusión.

Los “datos” de repercusión económica de la Formula 1 fueron publicitados por el Consell cuando todavía estaba caliente el asfalto (los proveedores quisieran esa celeridad en las gestiones que les afectan). Había que justificar el gasto de las carreras antes de que los ciudadanos se enfrentaran de nuevo a las colas del médico, las tardanzas del autobús o el pago de los campamentos de verano.

Pero hay muchas cosas que no cuadran. El PP está intentando cerrar un contrato con Ecclestone para prorrogar la celebración del campeonato hasta 2021, para ello está decidido a pagar más por el canon anual, y si además el mago Bernie anula el contrato con Montmeló y Valencia se queda como única plaza española….ni sabemos lo que le pueden pagar.

Donde esta aquí la racionalidad, el ajuste,…por muy buenos números de retorno (que por cierto no me creo) no es de recibo que no se ponga límite a los caprichos del mago.

Los hosteleros aparecieron encantados con los resultados del evento, el fin de semana fue redondo pero no solo por la prueba, hay que insistir en que era festivo en otras CC.AA. y eso facilitó la llegada de turistas. Es fenomenal, ahora que quieren incluso cambiarlo de nuevo en el calendario podían establecer que siempre sea festivo en otros lugares para asegurarse el lleno total (¿o eso no entra en el precio de Ecclestone?).

Hay otra cosa que me mosquea. Boluda, el naviero, el primero que “picó” en lo de patrocinar las carreras, este año ha retirado su pasta. El dinero que daba su nombre a una curva ha sido redirigido a su empresa. No es el empresario un recién llegado, ni ha llegado donde está por casualidad. Si los más interesados reculan por algo será ¿o no?.

Esos 24 millones de euros de los que se habla para el nuevo canon anual asusta a los mas pintados,…y no me extraña. ¿Como van los técnicos-consellers a desarrollar con estos ingredientes una política de valor y eficacia?

Solo falta que le pidan a Bankia mas esfuerzo. Que le presenten a Bernie, que a él seguro que no le cobraran comisión de mantenimiento de cuenta (digo yo que con lo que le pagamos debe tener algo más de 2.000 € en su cuenta corriente).





Rita no ayuda a llegar a fin de mes

10 06 2009

rita_barberaEstamos en crisis y si bien de esta crisis nadie puede sentirse al margen, los que más la sufren son aquellos que por desgracia están más acostumbrados a lidiar con los problemas diarios, la mal llamada clase media de este país vuelve a soportar en un mayor tanto por cien los estragos de esta crisis. Tampoco pasaría nada si para variar los ayuntamientos aportaran algo para ayudar al ciudadano a llegar a fin de mes.
Con este escenario de fondo, el Gobierno de España ha aprobado la dotación de 8.000 millones de euros para el Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo, el conocido como Plan Zapatero. El sentido de esta iniciativa aunque pueda parecer redundante es fomentar el empleo, tirar de la iniciativa pública para la generación de riqueza, en un periodo especialmente oscuro para la iniciativa privada, más preocupada en estos momentos en salvar los muebles que en otra cosa.
El Estado y la comunidad autónoma son los responsables de dotar de infraestructuras a las ciudades, pero son los ayuntamientos los que deben desarrollar políticas directas de apoyo al ciudadano. Las medidas de carácter inversor del Plan ZP deben ser complementadas. Ahora es momento de arrimar el hombro, unir esfuerzos e ideas para sacar esto adelante, dejándonos de discriminaciones absurdas que no hacen sino empobrecer el debate y alejar al ciudadano de su gobierno.
El Ayuntamiento de Valencia tiene que hacer frente a esta situación con los medios que tiene. Necesitamos más y mejor transporte público para poder dejar el coche en casa, que los museos sean gratuitos para poder ahorrar un dinero sin renunciar al arte, formación remunerada para los parados, acceso gratuito a las escuelas deportivas, y tantas cosas … ¿Alguien puede decirme qué medidas, planes, ayudas,… ha promovido el Ayuntamiento de Valencia para luchar contra la crisis? Ahora es cuando Rita Barberá debe pelear por los valencianos y olvidar de una vez por todas el discurso del victimismo que no soluciona los problemas de nadie para llegar a final de mes. Pero la alcaldesa anda callada por los pasillos del Ayuntamiento, nada se sabe de ella desde la metedura de pata de las regatas fantasma, no se le ha visto más que para defender a su amiguito del alma Paco Camps.
Espero con verdadero interés que la Copa del América se celebre en Valencia, pero creo que ya toca ocuparse algo más de la gente que vive en Valencia, porque si algo caracteriza a Rita Barberá es justamente lo contrario, ocupada en la ciudad y despreocupada por sus ciudadanos, demasiado centrada en los turistas y poco en los ciudadanos y ahora que parece que los turistas nos abandonan —esperemos que provisionalmente— toca que Rita se centre en el ciudadano que paga los impuestos, en el ciudadano que vive, disfruta pero también sufre la ciudad. Leer el resto de esta entrada »