Las mentiras de Camps

2 02 2011

QUIERO hoy hablar de confianza y credibilidad, de obras y promesas, de proyectos y respuestas. Voy a daros, por desgracia, un ejemplo más de las mentiras del gobierno de la Comunitat Valenciana, de la impunidad con la que engañan – o al menos lo intentan- a todos los ciudadanos.

 Ayer el President Francisco Camps reunió a todo su equipo para vendernos las excelencias del Plan Especial de Inversión Productiva de la Generalitat para los municipios, el mal llamado Plan Confianza. Las cifras de partida son espectaculares: 1.020 millones de euros para 2.057 proyectos en 542 municipios.

 CONTAR que a mi me daría vergüenza que aprobado el Plan en enero de 2009, sólo se han pagado 138 millones de euros, o lo que es lo mismo, sólo se ha construido una mínima parte de lo prometido. Y tienen la “valentía” de decir que la caída del paro se debe a la ejecución del susodicho plan.

 Y el ejemplo del que os hablaba lo tenemos en la ciudad de Valencia con las instalaciones deportivas. De los 28.696.000 € prometidos para remodelación y construcción de 7 nuevos emplazamientos, a día de hoy tenemos aprobado poco más de 500.000 € del presupuesto. Pero es más, tras dos años de promesas, de confundir a todo el mundo asegurando que sí había dinero y los retrasos se debían a los trámites administrativos, a los plazos legales, a los concursos públicos,…se han confirmado todas las sospechas: el Plan Confianza es una mala copia de los Planes del gobierno central.

Con su aprobación quisieron acallar las inversiones de Zapatero en la Comunitat Valenciana, pero mientras el presidente del Gobierno sí ha cumplido con los valencianos invirtiendo más de 32 millones de euros en construcción de instalaciones deportivas en Valencia, Camps está todavía a la espera de ver de donde saca el dinero para pagar sus promesas.

 Ni el polideportivo de Malilla, ni el de Fuensanta, ni el campo de fútbol de Pinedo, ni el del tramo II del Jardín del Turia, ni los campos de rugby del tramo V, ni los de béisbol y sófbol del tramo VI, estarán antes de diciembre de 2011; y el polideportivo de Nou Moles tendrá que esperar a mediados de 2012.

 CONTIGO no se puede jugar. Por eso hablaba de confianza y credibilidad. Se puede confiar en quien cumple sus compromisos, ofrece credibilidad quién respeta los pactos (y esto vale para cualquier situación que os pase por la cabeza).

 Camps no ofrece credibilidad ni genera confianza, el Plan Especial de Inversión Productiva de la Generalitat para los municipios bien podría conocerse como el “Plan Mentira” y no es esta la primera vez que el President miente, ya dijo que no conocía a El Bigotes y luego nos enteramos que era su “amiguito del alma”.

Anuncios




De nombre Rita, de apellido Zapatero

26 01 2011

QUIERO hoy insistir, y perdón si soy pesada, en las malas artes políticas de la alcaldesa de Valencia. En 2009 el Gobierno aprobó el Fondo Estatal para Inversión Local, más conocido como Plan Zapatero. 2010 fue testigo de una segunda fase del citado Plan. Valencia, la ciudad castigada por el gobierno socialista en palabras de los dirigentes del PP, ha recibido en estos dos años 230 millones de euros.

 Ni una sola de las obras financiadas con estos fondos ha sido formalmente inaugurada por el gobierno municipal, ninguna. Todas y cada una de ellas han comenzado a funcionar sin el ritual electoralista del corte de cinta con bandera incluida. ¿Sabéis porqué verdad? El PP no quiere que los ciudadanos se enteren de dónde proviene el dinero, se contradice tanto con su victimismo de escaparate que se quedarían sin argumento contra el Gobierno Central.

 CONTAR que está ya en funcionamiento el Centro de Creación Artística y Juvenil, en las Naves de la Calle Juan Verdeguer de Valencia. Que las instalaciones son espectaculares. Que se han reconstruido y dotado gracias al primer y segundo Plan Zapatero. Que esa obra ha tenido un presupuesto de casi 5 millones de euros. Y que por supuesto ni Rita ni su web dicen una palabra de la inversión estatal en la ciudad.

 Ayer estuvo visitando el Centro  el secretario de estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, y la Alcaldesa ni estaba ni se le esperaba. Me parece una falta de respeto institucional inigualable. Se supone que las administraciones están para trabajar para todos los ciudadanos, y de su cooperación depende el éxito o el fracaso de la mayoría de las decisiones políticas. La alcaldesa solo habla del gobierno central para insultar, obvia la colaboración y su deber como gestora. Se equivoca, y mucho, porque todo en la ciudad funcionaría  mucho mejor si ella fuera consciente de que en Valencia todo lleva su nombre pero el apellido que mejor le funciona es Zapatero.

 Ahora sí, hay una tercera Nave, que se supone se rehabilitará con el Plan Confianza (una mala copia autonómica que debería haber empezado a financiar obras en 2009 y todavía colea). Pues de esta actuación autonómica sí sabemos muchas cosas: nos dicen que algo más de 3 millones de presupuesto, que será para un auditorio, que ya están casi resueltos los problemillas de adjudicación,….y que en cuatro días lo veremos terminado. Ay, mi madre, que miedo me dan.

 CONTIGO conseguiremos terminar con el sectarismo instalado en Ayuntamiento y Generalitat. El dinero es de todos y cada unos de los ciudadanos, de nuestros impuestos y tasas, de nuestro trabajo, y queremos gestores inteligentes, preparados y conscientes de que lo primero son nuestras necesidades y prioridades y no sus caprichos y rabietas.

  Justamente esta mañana Rajoy acusaba de mil males a Zapatero utilizando los datos del paro juvenil…señores miren la Comunitat Valenciana, ustedes siguen ofendiendo mientras tiene que ser el Gobierno central el que les crea los espacios.





El AVE real

18 01 2011

QUIERO hoy relataros con ejemplos, con cifras, como se gobierna, como se gestionan los recursos públicos, como se trabaja por y para los ciudadanos.

 Se que todos vosotros habéis recibido mucha información sobre el nuevo AVE Valencia-Madrid, incluso me atrevería a decir que llega a ser cansina tanta insistencia, pero permitirme que ahonde un poquito más.

 CONTAR que las cifras revelan por sí solas las bondades del AVE para la Comunitat Valenciana: el impacto económico en los primeros 6 años supondrá un volumen de negocio de 22.500 millones de euros y se crearan más de 136.000 puestos de trabajo. Y no estoy teorizando es la realidad. Si hablamos de productividad, el incremento va a ser notable, ya que supone el ahorro de más de 20 millones de horas al año en desplazamientos.

Pero hay más, en el primer año el AVE será utilizado por 3.600.000 pasajeros y hasta el 2016 se contabiliza una reducción de la emisión a la atmósfera de 842.000 toneladas de CO2.

 Como os decía al principio esto es gestionar con eficacia y eficiencia los recursos, esto es política con mayúsculas y que a nadie se le olvide que el AVE Valencia-Madrid lo ha licitado, presupuestado, ejecutado y puesto en marcha un gobierno socialista.

 CONTIGO conseguiremos aplicar esta política en nuestra ciudad y en toda la Comunitat Valenciana. El Partido Popular intentó, intenta e intentará confundir con publicidad electoralista pero el ciudadano debe saber para quien es prioritario el interés general: solo para el PSPV-PSOE.

 Yo estuve el día que el PP puso la 1ª traviesa del AVE en Picassent… y ví como la quitaron minutos después. Yo recuerdo los carteles electorales de Camps en 2003 con el AVE al fondo. Y eso es todo lo que el PP hizo por el AVE, porque en el Ministerio cuando el PSOE ganó las elecciones generales del 2004 no había ni un expediente, ni un proyecto,…ni un euro.





Biutiful Valencia

14 01 2011

QUIERO hoy, ya pasadas las entrañables navidades, ya lejano ese runrún dulzón de la bondad infinita e hipócrita que inunda las calles, las reuniones, los encuentros obligados de compañeros con sonrisa profident,… quiero decía bajar al mundo real, a las situaciones cotidianas, al escenario de la calle.

 CONTAR que una de las películas presentadas – ha logrado 8 nominaciones – a los premios Goya, es en mi opinión el reflejo mejor logrado de esa sociedad que existe y no queremos ver.

 Dirigida por Alejandro González Iñárritu y protagonizada por Javier Bardem, Biutiful es una película dura, complicada. Dice la sinopsis que es la historia de un hombre en caída libre, quizá sea la mejor forma de definirla, pero cuando sales del cine, cuando ocultas tu rostro para que no detecten tu perplejidad, das cuenta de lo irreal de tu existencia.

Sabemos que existe el inframundo, pero no preguntamos que hay tras el individuo que expone su mercancía anudada a un manta para facilitar su recogida cuando aparece la policía; y ¿para que saber porque permanece encendida una luz tenue en esa fabrica olvidada junto al elevado?.

Nos produce lástima conocer el sufrimiento provocado por enfermedades, pero esa angustia momentánea no se traduce en desolación. Aportamos “el día de la banderita” pertinente y volvemos a nuestra cómoda rutina.

 Biutiful es difícil de digerir, pero aconsejo su visión. Quizá todo siga igual a la salida del cine, pero al menos desaparecerá el refugio de la ignorancia.

 CONTIGO podemos hacer que Valencia no sea un reflejo de Biutiful, donde los mundos de la miseria, la droga, la clandestinidad y el amor se entrecruzan y conviven, ajenos siempre al lujo y el escaparate de la postal del souvenir.





Odriozóla, otro presidente de Federación que no admite derrotas

13 12 2010

QUIERO defender desde estas líneas la honestidad y el trabajo duro y demasiadas veces invisible, de miles de deportistas españoles. Las generalidades son siempre erróneas, castigan o disculpan a colectivos sin contar con las excepcionalidades. El conocimiento de ciertos entornos profesionales me habilita para asegurar que los errores o delitos – la justicia dictará- son la excepción que compone un cuadro limpio, sano, digno,…en el que conviven relaciones e intereses de todo tipo pero con un objetivo común: la competición.

 Y todos somos inocentes mientras no se demuestre lo contrario.

 CONTAR no ya la información sobre la Operación Galgo , que para eso están los medios de comunicación, más bien las impresiones que me merecen ciertas actitudes y reacciones que ha generado.

 Las acusaciones del portavoz del PP en el Congreso Estaban González Pons, me parecen totalmente fuera de lugar. Acusar a la fiscalía de connivencia con el Gobierno asegurando que la actuación contra el dopaje en el atletismo ha estado organizada en tiempo y forma para “tapar” las explicaciones del presidente Zapatero sobre los controladores, es insultante. Primero porque nada había que tapar: el Presidente del Gobierno acudió al Congreso a informar detalladamente sobre las actuaciones realizadas en un tema calificado de seguridad nacional, y más que reprocharle algo debería tomar nota de cómo se hacen las cosas. Segundo porque está acusando a la Justicia de actuar bajo ordenes políticas, saltándose a la torera la separación de poderes. Y tercera porque alguien podría relacionar su teoría con su subconsciente, y no seré yo quien afirme que con sus palabras perfila el dibujo que el PP tantas veces ha coloreado.

 El sábado, y esto tengo que contarlo porque no está publicado, una alto cargo del deporte en la Comunitat Valenciana, apuntaba respecto a la Operación Galgo, una teoría no muy diferente en el fondo aunque sí en la forma a la del “vocero” de su mismo partido. La susodicha, en conversación informal, aseguraba que las acusaciones a la atleta Marta Domínguez tenían su origen en la filiación política de esta. Todos sabemos que Domínguez fue concejala por el PP, pero nadie, excepto el personaje referido, ha hecho alusiones a su ideología política. Es una pena que no lo dijera en rueda de prensa, el ridículo hubiera sido similar al del antes citado.

 Y hoy ha sido el colmo. José Mª Odriozóla, presidente de la Federación Española de Atletismo no sólo no dimite, sino que dice sentirse víctima . Aquí si juzgo, porque culpable es si estaba enterado de los trapicheos y no denunció, y culpable sigue siendo si no sabía nada, después de llegar años y años presumiendo de controlar absolutamente todo lo que ocurre en la federación.

 Vamos que la cara se le tenía que caer de vergüenza.

 CONTIGO podemos afrontar los problemas con seriedad y rigor. Podremos seguir disfrutando de un deporte que nos ha dado y nos dará, bien dirigido, muchas alegrías. Contigo podremos seguir organizando y participando en esas miles de carreras populares que cada domingo se disputan en Valencia. Como la que el domingo recorrió las calles de Benimamet, con miles y miles de atletas profesionales, amateurs y aficionados a los que desde el PSPV-PSOE acompañamos desde bien temprano.





El Engaño de los concursos públicos

18 11 2010

QUIERO que la colaboración institucional sea plena, que las distintas administraciones sean capaces de trabajar conjunta y lealmente. Pero con el PP en Valencia es muy difícil.

 El Fondo Estatal de Inversión Local, el conocido como Plan ZP, ha supuesto en Valencia sólo en infraestructuras deportivas, un total de 32 millones de euros. Las instalaciones que se han construido han sido las que el gobierno del PP solicitó en su momento. Los concursos públicos, las adjudicaciones, el control de obra,….son responsabilidades municipales. El Gobierno Central pone el dinero y el ayuntamiento lo gestiona.

 CONTAR que  una vez finalizadas algunas de las obras pagadas por el plan ZP, se ha sabido que las empresas han incumplido las condiciones del contrato. En la remodelación de las Naves de Cross, resulta que la empresa que ha hecho la obra, ha contratado menos personal del que tocaba.  Un “descuido” del que ya los técnicos del Ayuntamiento alertaron en el mes de abril y sobre el que nada se hizo.

 Ahora el Ayuntamiento penaliza la infracción con una multa que supone un coste del 1% del total de la adjudicación ( 39.660,00€) y asegura en los informes que si la empresa hubiera presentado en la oferta los puestos de trabajo que al final ha creado no se le hubiese adjudicado la obra, otra hubiese sido la encargada de realizar la construcción de las Naves de Cross. A mi me llama la atención la alegría con la que se juega con el dinero público y con la impunidad que este gobierno municipal se sale de rositas de los marrones.

 La rehabilitación de las Naves de Cross supuso un contrato de 3.966.047,86 €. Una obra muy golosa para las empresas. La encargada de realizarla se salta uno de los principales requisitos y el “delito” se salda con el pago de una cantidad de euros insignificante si la comparamos con el importe total. De verdad que le ha salido rentable, en el aire un run-run: “tu oferta lo máximo, haz lo te dé la gana que la sanción será de risa, y no se te olvide ganar mucho dinero”.

 En todo este desatino faltaba la lectura mediática. Resulta que el Ayuntamiento saca pecho con una lectura fragmentada de los hechos y presentandose como el bueno de la película porque multa al infractor y de paso acusa a Delegación del Gobierno de no controlar las obras.

 CONTIGO podemos olvidarnos de todas estas mentiras. Podemos gestionar los recursos públicos con seriedad, rigor y sobre todo de forma que el beneficiario sea siempre el ciudadano. Pero el primer paso es que la verdad prevalezca y además que todos tengamos la información tal y como es, alejada de la arbitrariedad y la manipulación. Nosotros no contamos con altavoces mediáticos pero tenemos otras vías para divulgar nuestras propuestas y denunciar las tropelías del PP. Hagamos uso de ellas. Una es este blog.





Eventos internacionales con alma española

11 11 2010

QUIERO que todos seamos realistas y conscientes de que en una coyuntura económica como la actual aunque el cuerpo nos siga pidiendo fiesta, el bolsillo nos exige control. Y de esta premisa no deberían escabullirse las administraciones públicas. Las crisis económicas sirven en buena parte para eliminar lo superfluo y mantener lo necesario.

Esta reflexión se podría aplicar a cualquier campo que quieras imaginar, pero hoy quiero hablar de los eventos deportivos. Podríamos subdividir este gran mundo en dos escalas muy diferenciadas: los que se comprar y los que se ganan; y casarían perfectamente con otros dos estadios: los que se fabrican y los que se trabajan.

CONTAR que el panorama deportivo internacional vibra con los Mundiales de Fútbol, ciclismo, balonmano, baloncesto,…. los Juegos Olímpicos, los Juegos del Mediterraneo, los Juegos de Invierno,…… Para acoger un acontecimiento de estas características hay que trabajárselo mucho y ganárselo a pulso a base de presentar la mejor oferta organizativa. Su designación pasa por varios filtros, el primero la Federación internacional pertinente, y se supedita a multitud de condicionantes.

Los eventos que se fabrican ad hoc suelen ser promovidos por empresas privadas – en algunas ocasiones disfrazadas de asociaciones internacionales – y su principal objetivo es incrementar los beneficios económicos de sujetos particulares. Por ello es tan fácil albergarlos: la ciudad o país que más dinero ponga encima de la mesa se lleva el premio.

No se deberían comparar unos con otros, cada uno en su partida pueden aportar grandes beneficios económicos a las ciudades organizadoras – siempre que el gestor no sea un maniroto- pero cuando la caja esta vacía y ya ni los bancos te prestan dinero – como pasa ahora en Valencia – es cuando se hace evidente que la proyección internacional de la ciudad hubiese resultado más económica poniendo anuncios diarios en todas las televisiones del mundo.

España está pendiente en este momento del Mundial de Ciclismo en carretera, el de Natación y el de Balonmano para 2013; los Juegos del Mediteraneo para 2017;  la Ryder Cup de Golf  y el Mundial de Fútbol para 2018; y los Juegos Olímpicos de Invierno para 2022. Además ya tiene concedida la organización del Mundial de Baloncesto en el 2014.

Ciudades de toda España – hasta 22- pueden convertirse en el foco de atracción de millones de personas y Valencia no aparece por ningún sitio. Sólo en el caso de que la Candidatura Ibérica ganará la organización de los Mundiales de fútbol en 2018, nuestra ciudad aparecería como subsede, pero quiero recordar que de momento el estadio ofrecido para ello está con las obras paralizadas y sin ningún atisbo de movimiento.

 Hay alma española en los eventos deportivos, pero la valenciana parece perdida entre la bahía de San Francisco – sede de la próxima America’s Cup – y los circuitos que albergan el rugir de los Ferraris.

 ¿Cómo puede el president de la Generalitat Valenciana estar suplicando en Italia por comprar un parque temático de Ferrari para Valencia mientras ciudades vecinas trabajan por albergar eventos federativos?. ¿Nos hemos vuelto locos? ¿De dónde va a sacar el dinero?

 CONTIGO podemos conseguir que la política de eventos deportivos sea productiva para el ciudadano. No hay regalos, no hay “coste cero”, pero no es lo mismo la inversión en la organización de una final de la Champions League, que te llena la ciudad de aficionados durante varios días, que pagar y pagar millones de euros para espectáculos con repercusión limitada y muchos inconvenientes para el ciudadano.